FANDOM


Editar pestaña
"Un corazón mecánico nunca se salta un latido y nunca flaquea ante las emociones. Así que, ¿por qué alguien confiaría su vida a un frágil músculo de carne y sangre?" - Viktor OriginalSquare Viktor

Como heraldo de una nueva era tecnológica, Viktor ha dedicado su vida al progreso de la humanidad. Es un idealista que busca elevar a la gente de Zaun a un nuevo nivel de comprensión y cree que la humanidad solo podrá alcanzar todo su potencial una vez que haya aceptado la gloriosa evolución de la tecnología. Con un cuerpo amplificado con acero y ciencia, Viktor encabeza una cruzada para un futuro más brillante.

Heraldo Mecánico

Viktor nació en Zaun, en las fronteras del nivel del Entresol. Alentado por sus padres artesanos, descubrió su pasión por inventar y construir. Destinó cada minuto a sus estudios y odiaba interrumpir su trabajo incluso para comer o dormir. Era aún peor tener que mudarse rápido si había un derrame químico cercano, una detonación accidental o una nube química. Abandonar su trabajo, aún durante un lapso breve, era catastrófico para Viktor.

En un intento por imponer un poco de orden y de certeza en su mundo, Viktor investigó los numerosos accidentes en Zaun y se dio cuenta de que la mayoría eran el resultado de un error humano, no de una falla mecánica. Ofreció sus servicios a los negocios locales para desarrollar invenciones que hicieran más seguros sus entornos laborales. La mayoría lo rechazaron, pero un lugar, la herrería química Fredersen, aceptó la oferta del honesto joven.

Los inventos de Viktor automáticamente redujeron a cero el número de accidentes en la herrería, en solo un mes. Pronto, otros establecimientos solicitaron su trabajo y los diseños de Viktor se volvieron comunes en Zaun, donde la producción mejoró con cada innovación que eliminaba los errores humanos en los procesos. A los diecinueve años, lo sorprendió una oferta de trabajo en la prestigiosa Academia de Tecmaturgia en Zaun. Pero el trabajo de Viktor había llamado la atención del Profesor Stanwick de Piltóver, quien lo convenció de abandonar Zaun y viajar a la academia de la Ciudad del Progreso. Ahí, podría trabajar en los laboratorios más avanzados y tener acceso a todos los recursos que Piltóver tenía que ofrecer. Entusiasmado por el reconocimiento, Viktor aceptó la oferta y se mudó a Piltóver, donde pulió su trabajo y buscó perfeccionar sus teoremas de formas que beneficiarían a todos.

Viktor trabajó con las personas más brillantes de aquella ciudad, incluido a un genio insufrible llamado Jayce OriginalSquare Jayce. Ambos tenían el mismo nivel intelectual, pero Viktor era metódico, lógico y riguroso. Jayce, en cambio, era llamativo y arrogante. Los dos trabajaban juntos constantemente, pero nunca se hicieron amigos. A menudo, discutían acerca de sus opiniones de la intuición contra la lógica en el proceso de invención, pero se empezaron a respetar cuando cada uno vio la imperfecta genialidad del otro.

A la mitad de sus estudios en Piltóver, un derrame químico grande devastó distritos completos en Zaun, y Viktor regresó a casa a ofrecer su ayuda en las labores de rescate. Al injertar series sofisticadas de circuitos cognitivos en tecnología existente de autómatas, creó un gólem personalizado, Blitzcrank OriginalSquare Blitzcrank, para ayudar en las operaciones de limpieza. Blitzcrank fue determinante para salvar vidas y pareció desarrollar un nivel de sensibilidad superior al que Viktor había concebido.

Aunque el derrame ya había sido detenido, Viktor se quedó en Zaun para ayudar a los afectados con las toxinas liberadas. Con la ayuda del gólem, intentó usar su genialidad en tecmaturgia para salvar a aquellos cuyas vidas se vieron deterioradas por el derrame. Al final, sus intentos de intentar prevenir más muertes fueron en vano, y Viktor y el gólem se separaron. Aunque Viktor estaba destrozado por la pérdida de vidas en Zaun, el trabajo le enseñó mucho sobre fusionar la anatomía humana con la tecnología y cómo la anatomía mortal podía mejorarse con tecnología.

Cuando Viktor regresó a Piltóver, semanas después, encontró que el Profesor Stanwick había llevado a cabo un simposio sobre Blitzcrank, presentando las investigaciones de Viktor como propias. Viktor presentó denuncias formales ante los maestros del colegio, pero su apasionado reclamo de que él había diseñado a Blitzcrank nunca fue escuchado. Recurrió a Jayce para que apoyara sus denuncias, pero su compañero se rehusó a hablar, lo que amplió la brecha entre ellos, y el asunto se resolvió a favor del Profesor Stanwick.

Amargado pero resignado, Viktor volvió a sus estudios, sabiendo que su meta primordial de mejorar la vida de la gente y de optimizar a la humanidad era más importante que un proyecto robado y un ego lastimado. Siguió destacándose y encontró nuevas formas de eliminar los errores y las debilidades del ser humano en su trabajo, una faceta en sus investigaciones que llegó a dominar su pensamiento. Viktor veía el involucramiento humano en cualquier punto de los procesos como una enorme aberración ineficiente, una visión que lo puso en contra de muchos de sus compañeros y profesores, quienes veían las cuestiones que Viktor quería eliminar como la fuente de la genialidad y la creatividad.

Esto llegó a un punto crítico durante una renuente colaboración con Jayce para mejorar los trajes de buzo usados para mantener los muelles de Piltóver limpios de deshechos acuáticos y residuos químicos. Los trajes mejorados de Viktor y Jayce permitían al que los usara bucear más profundo, permanecer bajo el agua por más tiempo y levantar cargas más pesadas. Pero los usuarios afirmaban que habían visto luces fantasmales en las profundidades o que sufrían de alucinaciones inducidas por químicos. Cuando los buzos experimentaban esos síntomas, entraban en pánico y, con frecuencia, provocaban que ellos o sus compañeros terminaran muertos. Viktor vio que el problema no era técnico, sino que se debía los nervios de los buzos en las oscuras profundidades. Creó un timón de un derivado químico que permitía a un operador en la superficie desactivar la respuesta al miedo del usuario y, de manera eficaz, controlar al buzo. Viktor y Jayce tuvieron una acalorada discusión acerca el libre albedrío y la esclavitud mental que se tornó amarga, casi violenta, y los dos juraron no volver a trabajar juntos.

Jayce informó el incidente a los maestros del colegio y Viktor fue censurado por violar la dignidad básica humana, aunque, ante sus ojos, su trabajo hubiera salvado muchas vidas. Expulsado del colegio, se retiró a su antiguo laboratorio en Zaun, indignado por las percepciones cuadradas de los habitantes de Piltóver. Solo en las profundidades, Viktor se hundió en la depresión y sufrió un periodo traumático de introspección durante muchas semanas. Luchó con el dilema ético al que se enfrentaba y descubrió que, una vez más, las emociones y debilidades humanas obstaculizaban su camino. Había intentado ayudar, mejorar a la gente más allá de sus capacidades naturales para poder evitar los errores y salvar vidas. La revelación le llegó cuando se dio cuenta de que él también había sucumbido a esas emociones, al permitir que su ingenua creencia de que las buenas intenciones podían sobreponerse al prejuicio arraigado le impidiera ver los errores humanos. Viktor sabía que no podía esperar que los demás lo siguieran a donde él no había ido en primer lugar, así que, en secreto, se operó a sí mismo para quitarse las partes físicas y mentales que dependían de las emociones o se veían inhibidas por ellas.

Cuando la cirugía terminó, casi no quedaba rastro del joven que había viajado a Piltóver. Había reemplazado la mayoría de su anatomía con amplificaciones mecánicas, pero su personalidad también había cambiado. Su esperanza idealista de mejorar a la sociedad se convirtió en una obsesión que denominó la Glorious Evolution Gloriosa Evolución. Viktor se veía a sí mismo como el pionero del futuro de Valoran, un sueño idealizado donde el hombre renuncia a la carne en favor de amplificaciones superiores de hextech. Esto liberaría a la humanidad de errores fatales y sufrimiento, aunque Viktor sabía que no podría completar esta tarea con facilidad o rapidez.

Se sumergió en su gran trabajo con mucha determinación. Usó amplificaciones tecnológicas para ayudar a reconstruir a los zaunitas lesionados en accidentes, perfeccionó mecanismos de respiración y trabajó sin descanso para reducir la ineficiencia humana desvinculando la cualidad física de las emociones. Su trabajo salvó cientos de vidas, pero buscar la ayuda de Viktor podía ser peligroso, ya que sus soluciones constantemente traían consecuencias inesperadas.

Sin embargo, si estabas desesperado, Viktor era la persona a la que debías recurrir.

Algunos en Zaun, tras escuchar fragmentos de su filosofía y ver el éxito de su trabajo, lo veían como una figura mesiánica. A Viktor no le importaba eso y consideraba a su culto semirreligioso una aberración, una razón más para eliminar las flaquezas emocionales y las creencias que no podían ser empíricamente comprobadas.

Después de que un acontecimiento tóxico en el Sumidero dejara a cientos de hombres y mujeres transformados en psicóticos rabiosos en la Atarazana, Viktor se vio obligado a usar un poderoso soporífero para sedar a las víctimas y traerlas de vuelta a su laboratorio para intentar revertir el daño. Las toxinas habían comenzado a devorar porciones de sus cerebros, pero Viktor pudo frenar el proceso degenerativo abriendo sus cráneos y empleando maquinaria para filtrar lentamente el veneno de su torrente sanguíneo. La tecnología disponible a la que tenía acceso no era suficiente para cumplir la tarea y Viktor sabía que mucha gente moriría a menos que encontrara una manera de optimizar en forma considerable su maquinaria purgatoria.

Mientras luchaba para salvar a estas personas, detectó una sobrecarga en la energía hextech proveniente de Piltóver y vio de inmediato que esto podía proporcionarle la potencia que necesitaba. Siguió la poderosa fuente de energía hasta su procedencia.

El laboratorio de Jayce.

Viktor le exigió a Jayce que le entregara la fuente de energía, un Crystal Spires cristal vibrante del desierto shurimano. Pero su antiguo colega se rehusó y dejó a Viktor sin más opción que obtenerlo por la fuerza. Regresó a Zaun y fijó el cristal extraño a su maquinaria. Dejó un gólem de vapor disponible para cada persona afectada en caso de que su cuerpo cediera ante la presión del procedimiento. Con la energía del cristal, las máquinas de Viktor se pusieron en marcha y, de a poco, el daño provocado por las toxinas comenzó a revertirse. Su trabajo salvaría a estas personas, por decirlo de algún modo, y si Viktor hubiera conservado más de un fragmento de su humanidad, probablemente habría celebrado. Solo le alcanzó para mostrar el rastro de una sonrisa.

Antes de que el proceso se completara, un Jayce vengativo irrumpió y empezó a destruir el laboratorio con un Transform Mercury Hammer martillo energizado. Sabiendo que un tonto arrogante como Jayce nunca entendería, Viktor ordenó a los autómatas que mataran a Jayce. Fue una atroz batalla que tuvo fin cuando Jayce destrozó el cristal que Viktor había tomado. El resultado fue el derrumbe del almacén completo en una avalancha de acero y piedra, y la muerte de aquellos a quienes Viktor estaba intentando salvar. Por esto, Jayce fue recibido en Piltóver como un héroe.

Viktor logró escapar de la destrucción del laboratorio y regresó a su misión de mejorar a la humanidad deshaciéndose de sus destructivos impulsos emocionales. En la mente de Viktor, el impetuoso ataque de Jayce había probado la veracidad de su causa y había fortalecido su deseo de aliviar a la humanidad de su deficiencia emocional. Poco tiempo después, Viktor envió matones con amplificaciones químicas a asaltar el laboratorio de Jayce. Viktor se dijo a sí mismo que no era en venganza, sino para averiguar si había más fragmentos del cristal shurimano que pudiera usar para el progreso de la humanidad. Sin embargo, el asalto no tuvo éxito y Viktor no pensó más en Jayce.

En lugar de eso, intensificó sus esfuerzos para buscar formas en las que la humanidad pudiera ser orientada más allá de sus debilidades emocionales y ser guiada a una nueva y más razonada etapa de su evolución. Sus investigaciones algunas veces transgreden los límites de lo que sería considerado ético en Piltóver (y en Zaun), pero todos son pasos necesarios para alcanzar la Gloriosa Evolución de Viktor.

Lee más

Campeón protagonista

Zaun The Zaun Gray
EditarImagenReferencia

Zaun Crest icon

Historia corta • Lectura de 6 minutos

La Casa en el Callejón Emberflit

Por Rayla Heide

El tercer brazo de Viktor emitió un tenue rayo de luz que soldaba metal a su brazo izquierdo con firme precisión. El olor a carne quemada ya no le molestaba, tampoco el aspecto de su muñeca derecha abierta, con venas, músculos y tendones fusionados con amplificaciones mecánicas. Viktor no se estremeció. En vez de eso, sintió una sensación de éxito al contemplar la mezcla de materiales sintéticos y orgánicos.

Campeón mencionado

Jayce OriginalCentered
EditarImagenReferencia

Piltover Crest icon

Biografía

El Defensor del Mañana

Por Anthony Burch

Blitzcrank OriginalCentered
EditarImagenReferencia

Zaun Crest icon

Biografía

El Gran Gólem de Vapor

Por Rayla Heide

Jayce A Quick Fix
EditarImagenReferencia

Piltover Crest icon

Historia corta • Lectura de 5 minutos

Un Arreglo Rápido

Por Anthony Burch

Cualquier tonto podría haber predicho que Viktor atacaría de nuevo. Si uno no fuera un tonto, hasta podría predecir la fecha y la hora exactas de su revancha.

Universos alternativos

High Noon The Man with the Grinning Shadow
EditarImagenReferencia

Runeterra Crest icon

Historia corta

El Hombre con la Sombra Sonriente

Por Jared Rosen

—¿Es usted el comisario? —preguntó el hombre de río; sus rasgos eran una pátina ilegible de polvo de tierras bajas y agujas secas de cepillos de botellas, cubiertas de barro desde el fondo de un antiguo lecho del lago. Estaba parado en la entrada de la cabina privada de tren de Lucian, pequeño y grande al mismo tiempo, vestido con trapos de oro recogidos de un ladrón muerto en las afueras del Progreso.

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.