FANDOM


Editar pestaña
"La Organic Deconstruction destrucción es lo único que revela la verdad." - Vel'Koz OriginalSquare Vel'Koz

No está claro si Vel'Koz fue la primera aberración que emergió en Runaterra, pero ciertamente no ha habido ningún otro con una conciencia tan cruel y calculadora. Mientras que los suyos devoran o corrompen todo a su alrededor, él busca indagar y estudiar el mundo físico y a los extraños seres guerreros que habitan allí, para encontrar cualquier debilidad que El Vacío pueda aprovechar. Pero Vel'Koz dista de ser un observador pasivo: es capaz de responder a las amenazas con plasma mortal o de perturbar el propio tejido del mundo.

Ojo del Vacío

Para entender en verdad el horror que representa Vel'Koz, primero hay que saber acerca de los Vigilantes y de cómo fueron cegados al reino mortal.

Más allá del plano material, por fuera y, de alguna manera, por debajo, yace un misterioso abismo. Es el reino del Vacío, en donde ninguna criatura, ya sea mortal o inmortal, ha caminado nunca. No es necesario saber cómo surgió un lugar así, ni el por qué, sino que existe. El Vacío es eterno. El Vacío lo consume todo.

En ese lugar, en la fría oscuridad incesante, todo es igual e insustancial. Por incontables eones hubo pureza en ese hecho. Hubo paz, si es que ese término puede significar algo ahí.

Pero algo cambió. No en el reino del Vacío, sino en otro sitio. Fue la existencia, fue... algo, en donde antes no había nada, y su sola presencia peleó contra las entidades vastas, frías y amorfas que vagaban sin rumbo en las tinieblas. Antes de eso, no habían estado completamente conscientes de su propia sensibilidad, y ahora sabían que no podían tolerar la presencia de este otro lugar, este otro reino de creación voluble y abrumadora.

Las entidades observaron. Investigaron.

Y muy pronto, como respuesta, los Vigilantes se encontraron bajo el escrutinio ajeno. Las pequeñas mentes mortales que los contactaron eran insignificantes, poco más que motas fugaces al borde del abismo. No obstante, los Vigilantes vieron en ellos una oportunidad de invadir el reino material, de destruirlo, de silenciar el intolerable pulso de la realidad más allá del Vacío.

Los más osados de ellos desgarraron el velo y se lanzaron hacia delante, solo para terminar horriblemente desorientados por el cambio repentino entre el abismo y la naturaleza corpórea y lineal de la realidad. En un instante, hubo tiempo, calor y dolor...

Después, solo hubo frío. El camino se cerró y decenas de Vigilantes quedaron atrapados en el espacio liminar entre los dos reinos, congelados en el momento de la transición.

Los que quedaron en el Vacío retrocedieron. No tenían idea de qué había pasado y, aun así, sabían que los habían Lissandra OriginalSquare traicionado.

Por lo tanto, se adaptaron.

Al acercarse al reino material, los Vigilantes tomaron la materia cruda que lo componía, le dieron forma, la corrompieron y le infundieron conciencia. Estos constructos fueron las primeras aberraciones del Vacío y serían los ojos y oídos de sus amos, enviados hacia la pesadilla de la existencia a observar, escuchar y aprender.

Uno de ellos destaca. Tal vez sea el sobreviviente más longevo de las aberraciones, el que más tiempo ha existido fuera del abismo. Los desafortunados que se han topado con él le han puesto muchos nombres. Miles de años antes de que Icathia liberara el Vacío en la batalla, las culturas primitivas de Shurima le temían al demonio Vel'Koz, quien reptaba del inframundo para robar los sueños de los sabios. A pesar de que su nombre no tiene una traducción literal en la lengua moderna, se asemeja a "entender a través de deshacer".

La insaciable hambre de conocimiento de Vel'Koz lo ha llevado a viajar por todo el mundo, desde las cumbres más altas hasta las profundidades más oscuras. Astuto y metódico, ha observado en silencio el ascenso, el estancamiento y la decadencia de civilizaciones enteras, ha pasado siglos escudriñando el fondo del océano en busca de sus secretos, e incluso ha predicho los movimientos de las estrellas de los cielos sobre él.

Se lleva todo este conocimiento a las grandes grietas del tejido de Runaterra para que los Vigilantes puedan saber lo mismo que él, y aniquilará sin dudarlo a cualquier mortal que se interponga en su camino.

Puesto que el Vacío es eterno y nos consumirá a todos.

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.