Wiki League of Legends
Advertisement
Wiki League of Legends
Vayne SentinelSkin.jpg
Vayne
UniversoUniverso
League of LegendsLeague of Legends

"No asesino a criaturas como tú porque sea lo correcto. Te asesino porque lo disfruto."
- Vayne Vayne

Shauna Vayne es una mortal e implacable cazadora de monstruos demaciana que ha dedicado su vida a encontrar y destruir al demonio que asesinó a su familia. Armada con una ballesta que lleva montada en la muñeca y un corazón lleno de venganza, solo es verdaderamente feliz cuando acaba con practicantes o creaciones de las artes oscuras mientras ataca desde las sombras con una lluvia de Proyectiles de Plata Proyectiles de Plata.

Cazadora Nocturna

Como hija única de una adinerada pareja de Demacia, Vayne disfrutó de una crianza privilegiada. Pasó la mayor parte de su infancia distrayéndose con actividades solitarias: leía, aprendía música y coleccionaba ávidamente insectos que encontraba en los terrenos de la mansión. Sus padres habían viajado por toda Runaterra en su juventud, pero se habían asentado en Demacia tras el nacimiento de Shauna porque, más que en cualquier otro lugar, los demacianos eran solidarios.

Poco después de cumplir dieciséis años, Vayne regresó a casa tras un banquete en pleno verano y vio algo que jamás olvidaría.

Una mujer inexplicablemente hermosa y con cuernos, parada ante los cadáveres sangrientos de sus padres.

Vayne gritó, llena de agonía y terror. Antes de desaparecer, el demonio el demonio miró a la joven chica y le mostró una terrible y lujuriosa sonrisa.

Vayne intentó retirar el cabello ensangrentado de los ojos de su madre, pero esa sonrisa imborrable permaneció en su mente, creciendo y consumiéndola. Incluso mientras cerraba los párpados de su padre con cuidado, la boca aún abierta, congelada en sus últimos momentos terroríficos de confusión, la sonrisa del demonio irrumpía en sus pensamientos.

Esa sonrisa sería la que llenaría las venas de Shauna con odio por el resto de sus días.

Vayne intentó explicar lo que había ocurrido, pero nadie le creyó realmente. La idea de un demonio suelto en el reino de Demacia, un lugar protegido contra la magia, de entre todos los lugares, era demasiado inverosímil.

Vayne, sin embargo, sabía la verdad. Sabía por la sonrisa del demonio que la hechicera volvería a atacar. Incluso los altos muros de Demacia no podían evitar que la magia negra se filtrara por las grietas. Podía disfrazarse con sutilezas o esconderse en las esquinas más oscuras, pero Vayne sabía que estaba ahí.

Y estaba harta de tener miedo.

Vayne tenía un corazón lleno de odio y el suficiente dinero para hacerse con un pequeño ejército, pero a donde iría, ningún ejército se atrevería a seguirla. Necesitaba aprender todo acerca de la magia negra. Cómo localizarla. Cómo detenerla. Cómo matar a los que la practicaban.

Necesitaba un maestro.

Sus padres le habían contado historias donde guerreros nacidos en el hielo pelearon contra una Bruja de Hielo Bruja de Hielo en el norte. Durante generaciones, se habían defendido de fuerzas desconocidas y súbditos oscuros. Vayne sabía que ese sería el lugar donde encontraría a su tutor. Evadió a sus guardianes designados y reservó un pasaje en la siguiente embarcación hacia el Fréljord.

Poco después de llegar, Vayne emprendió la búsqueda de un cazador de monstruos. Encontró a uno, aunque no en la forma que pretendía. Atravesando un barranco congelado, Vayne quedó atrapada en una ingeniosa trampa esculpida en hielo. Después de desplomarse hasta el fondo de un foso cristalino, Vayne levantó la mirada para ver a un hambriento trol de hielo, relamiéndose los labios con anticipación mientras la contemplaba a ella, su víctima.

Su gigantesca lengua azul quedó colgando cuando una lanza cruzó los aires y le perforó el cráneo, hasta quedar incrustada profundamente en su cerebro. El gigante cayó en el foso y Vayne rodó rodó hacia un lado justo a tiempo para escapar de ser aplastada. Un charco pegajoso de baba y sangre se esparció a sus botas.

La salvadora de Vayne era una canosa mujer de mediana edad llamada Frey. Vendó las heridas de Vayne mientras se aferraban al calor de una fogata que batallaba por mantenerse encendida en el gélido cañón. Frey le contó a Vayne cómo había pasado su vida peleando contra los súbditos de la Bruja de Hielo que había asesinado a sus hijos. Vayne le imploró a la mujer para que la tomara como estudiante y que le enseñara a rastrear a las criaturas oscuras del mundo, pero la freljordiana no tenía interés en hacerlo. Vayne tenía muchos privilegios y dinero, pero nada de eso mantenía los dientes de uno apretados ni la espada afilada durante la extenuante tenacidad de la batalla.

Vayne no podía aceptar la respuesta de Frey, así que la retó a un duelo: si ganaba, Frey la entrenaría. Si perdía, se ofrecería a sí misma como carnada para los súbditos de la Bruja de Hielo, para que Frey les pudiera tender una emboscada. Vayne no tenía razones para pensar que podía ganar, su entrenamiento se reducía a una sola tarde de estudiar esgrima antes de cansarse de pelear con la mano detrás de la espalda, pero se rehusaba a retirarse. Para recompensar la valía de Vayne, Frey arrojó nieve a los ojos de Vayne y luego le enseñó la primera regla de la caza de monstruos: no jugar limpio.

Frey vio tal fulgor en los ojos de Vayne que no podía sino respetar su determinación. La chica tenía un largo camino que recorrer para convertirse en guerrera, pero cada vez que Vayne se levantaba llena de moretones de la sucia nieve para continuar la pelea, Frey veía un poco más de la implacable cazadora en la que se convertiría. Con sus habilidades derrotadas, pero el espíritu intacto, Vayne le suplicó a Frey una última vez: la familia de ambas estaba muerta. Frey podía pasar el resto de sus días rastreando trols de hielo hasta que algún día uno de ellos le aplastara la cabeza o podía entrenar a Vayne. Juntas, podían matar al doble de monstruos. Juntas, podían salvar al doble de familias de experimentar el dolor que las definía a ambas. Frey vio el mismo odio y la misma pérdida en los ojos de Vayne que ella guardaba en los suyos.

Frey accedió a acompañar a Vayne de vuelta a Demacia.

Juntas hicieron el viaje hacia el sur. Tuvieron que disfrazar a Frey para eludir a los guardias fronterizos de Demacia. Una vez que volvieron a la mansión de Vayne, pasaron dos años entrenando. A pesar del desfile de pretendientes que solicitaban la compañía de Vayne, Shauna no tenía interés en otra cosa que no fuera entrenar con Frey. Como resultado, las dos se volvieron muy cercanas.

Frey le enseñó a Vayne los fundamentos de la magia negra, las bestias conjuradas y los hechizos ruines. Vayne grabó cada palabra de las enseñanzas de Frey en su corazón, pero le parecía un poco inquietante que Frey nunca explicara cómo había aprendido cosas tan específicas de estas prácticas maléficas.

Debido a los soldados vigilantes y los árboles antimagia, las criaturas oscuras eran poco comunes dentro de los muros de Demacia, así que Vayne y Frey se aventuraban en los bosques fronterizos por las noches para cazar. A los dieciocho años, Vayne obtuvo a su primera víctima, una criatura sedienta de sangre que atacaba a los comerciantes que viajaban.

Bañada en las vísceras de la criatura, algo despertó en el interior de Vayne: placer. El calor de la venganza y la violencia recorrió su sangre y se deleitó con la sensación.

Vayne y Frey pasaron muchos años cazando criaturas oscuras y el respeto entre ellas seguía creciendo con cada asesinato. Un día, Vayne comprendió que amaba a Frey como a una madre, pero sus emociones de amor familiar estaban tan enredadas con dolor y contaminadas por el trauma, que Vayne peleó contra ellas como lo hubiera hecho con cualquier bestia que pudiera lastimarla.

Vayne y Frey viajaron a Valoran, hasta que las historias de tabernas de las tierras altas llegaron a sus oídos, susurrando acerca de una cornuda criatura demoníaca de belleza hipnótica. Según las historias, la demonio había estado ocupada: había formado un culto, diseñado para atrapar devotos que cumplirían sus órdenes. La gente entraba en las colinas y no se volvía a saber de ellas. Se decía que los sumos sacerdotes tenían terrenos sagrados cerca del acantilado, donde preparaban las ofrendas de sacrificio a la demonio. Vayne y Frey emprendieron inmediatamente la cacería.

Mientras viajaban hacia las colinas bajo el velo de la noche, Vayne estaba distraída. Por primera vez desde que su alianza comenzó, se sintió preocupada por Frey, preocupada por la posibilidad de perder a su figura materna por segunda vez. Antes de que pudiera confesar su miedo, uno de los sacerdotes de la demonio emergió de los arbustos y golpeó el hombro de Vayne con una maza.

Vayne estaba gravemente herida. Frey tuvo un breve momento de vacilación, pero sus ojos brillaron con aplomo mientras se disculpaba con su amiga y se transformaba en un monstruoso lobo freljordiano. Mientras Vayne observaba conmocionada, Frey, en su forma animal, arrancó los tendones de la garganta del sacerdote con un veloz arañazo de sus poderosas garras.

Con el cuerpo del sacerdote a los pies de Vayne, Frey retomó su forma humana, aunque sus ojos delataban al asustado animal dentro. Frey explicó que después de la muerte de su familia, se había convertido en una chamana y se había sometido a una maldición para adquirir el poder de cambiar de forma y pelear contra la Bruja de Hielo. El ritual que le dio estos poderes implicaba magia negra, pero hizo este sacrificio para proteger a...

Vayne atravesó una flecha flecha en el corazón de Frey sin dejarla decir otra sílaba. Cualquier afecto que había sentido por Frey se evaporó al descubrir su verdadera naturaleza. Una lágrima se formó en los ojos de Frey mientras colapsaba, pero Vayne no lo notó, el calor que habían compartido murió con Frey.

El amanecer todavía estaba lejos, lo que significaba que tenía horas para continuar la cacería. Vayne pensaba solo en la demonio. La muerte que disfrutaría. Y todas las muertes que vendrían después. El bajo mundo de Runaterra le temería, justo como ella le había temido antes.

Por primera vez desde la muerte de sus padres, Vayne sonrió.

Lee más

Campeón protagonista

Akshan Graves Lucian Senna Vayne Absolution.png
EditarImagenReferencia

Islas de la Sombra Crest icon.png

Video

Absolución

Dos almas unidas por el destino. La vida de una por la libertad de la otra.

Vayne BeforeDawn.png
EditarImagenReferencia

Demacia Crest icon.png

Video

Antes del Amanecer

En la noche más oscura, surge un nuevo Centinela.

Steadfast Heart 3 Cover 01.jpg
EditarImagenReferencia

Demacia Crest icon.png

Cómic

Espíritu Firme: Tomo 3

Por Ian St. Martin

A medida que la Ruina se extiende por Runaterra, los centinelas comienzan una búsqueda de aliados.

Steadfast Heart 4 Cover 01.jpg
EditarImagenReferencia

Jonia Crest icon.png

Cómic

Espíritu Firme: Tomo 4

Por Ian St. Martin

La tensión aumenta a medida que los Centinelas reclutan más aliados y se preparan para enfrentarse al Rey Arruinado. ¿Puede este variopinto equipo ganar esta pelea?

Steadfast Heart 6 Cover 01.jpg
EditarImagenReferencia

Islas de la Sombra Crest icon.png

Cómic

Espíritu Firme: Tomo 6

Por Ian St. Martin

El enfrentamiento final entre la Luz y la Oscuridad: ¡el destino de Runaterra está en el equilibrio!

Lucian Senna Ruination.png
EditarImagenReferencia

Demacia Crest icon.png

Video

La Ruina

El rey regresa. Todo lo que toca, se torna en ruina.

Vayne Monsters.png
EditarImagenReferencia

Demacia Crest icon.png

Historia corta • Lectura de 5 minutos

Monstruos (Historia Corta)

Por Graham McNeill

Para Vayne, la venganza es un plato que se sirve mejor con proyectiles brutales, sangrientos y perforantes.

Campeón mencionado

Lillia Beyond the Garden.jpg
EditarImagenReferencia

Jonia Crest icon.png

Video

Más Allá del Jardín

Con la llegada del festival de la Flor Espiritual, una cervatilla mágica se arma de valor para aventurarse y descubrir el misterio detrás de su bosque enfermo.

Universos alternativos

PROJECT Of Rats and Cats and Neon Mice.jpg
EditarImagenReferencia

Runaterra Blasón ícono.png

Historia corta

De Ratas y Gatos y Ratones de Neón

Por Ariel Lawrence

PROJECT 2017 The Hunt.jpg
EditarImagenReferencia

Runaterra Blasón ícono.png

Video

La Caza

Referencias

Advertisement