FANDOM


Editar pestaña
"No es un juego de azar si no puedes perder..." - Twisted FateSquare Twisted Fate

Twisted Fate es un afamado experto en juegos de cartas y estafador. Ha apostado y usado su encanto en gran parte del mundo conocido, lo que le ha hecho ganarse el odio y la admiración de ricos y tontos por igual. Rara vez se toma las cosas en serio, despierta cada día con una burlesca sonrisa y un descuidado aire de fanfarrón. Por donde se vea, Twisted Fate siempre tiene un as bajo la manga.

Maestro de las Cartas

Nacido en el pueblo nómade del río Serpentino, el muchacho aprendió la magia de las cartas a muy temprana edad y pronto entendió lo que significaba no agradarle a nadie. Tolerados por los exóticos bienes que producían, pero aislados por sus extrañas costumbres, su gente no era muy bien recibida donde fuera que llevasen sus coloridas barcas de río. Los ancianos decían que así era el mundo, pero el hecho de que se rehusaran a luchar contra ese prejuicio era algo que siempre irritó la sensibilidad del joven muchacho.

Unos hombres que habían perdido su fortuna apostando en los puestos de la gente del río regresaron poco después en medio de la noche para cobrar venganza, con garrotes en las manos e incentivados por un destilado barato. Echaron a la gente del río de vuelta a sus barcos a punta de golpes e insultos, y al final apuntaron sus armas contra la familia del muchacho. Él no lo aguantó más y luchó. Expulsó a los hombres apaleándolos ágilmente con sus propios garrotes.

Orgulloso de lo que había hecho, el muchacho quedó estupefacto cuando su gente le dio la espalda. La represalia iba en contra del código del río y había solo un castigo para ello: el exilio. Todo su mundo se vino abajo. El muchacho vio cómo las barcas de su gente zarparon sin él dejándolo sin nada, solo en el mundo por primera vez en su vida.

Llegó a la adultez pasando de pueblo en pueblo, entrando a los clubes de apuestas de cada ciudad a la que llegaba, donde utilizaba su sobrenatural habilidad con las cartas para ganar dinero y sobrevivir. El hecho de que era capaz de quitarle dinero a los presuntuosos, arrogantes y crueles era para él un valor agregado. Aunque tenía cuidado y dejaba que sus oponentes ganaran algunas manos, pronto aprendió otras formas de luchar cuando algún oponente disgustado intentaba recuperar la fortuna que había perdido.

Al otro lado de una de las mesas, conoció a un tal GravesSquare Malcolm Graves y, al reconocer a un espíritu afín, unió fuerzas con él. Ambos pasaron años armándose una reputación de mala fama por todo Valoran. Con cada estafa, engaño y asalto, el empedernido apostador buscó nuevas y más peligrosas maneras de dominar las cartas.

Su búsqueda terminó de la peor forma cuando un asalto les salió mal, lo que resultó en la captura de Graves. El rivereño, por otro lado, quedó libre por azares del retorcido destino. Las verdaderas circunstancias de lo ocurrido aquella noche y su terrible desenlace fue siempre un misterio, pues el tahúr nunca habla de ello. Buscando volver a empezar, le devolvió su nombre a las aguas para adoptar otro: Twisted Fate, el de la suerte retorcida.

Desde entonces, Twisted Fate ha continuado jugando con la suerte en clubes de bajo y alto nivel, en cada ciudad que visita, donde gana innumerables fortunas a su paso, aunque nadie sabe qué hace con sus ganancias (además de comprar finas vestimentas) ni por qué se esmera tanto en acumular tanta riqueza. Lo han encarcelado con bombo y platillo en varias ocasiones, pero ninguna prisión de Runaterra ha podido atraparlo por mucho tiempo. Twisted Fate Gate nunca está en su celda a la mañana siguiente, y lo único que deja es un naipe como burla y señal de que alguna vez estuvo ahí.

En Aguasturbias, Twisted Fate y Graves por fin pudieron ajustar cuentas. Tras una destructiva batalla y luego de burlar a la muerte por muy poco a manos de GangplankSquare Gangplank, el dúo por fin dejó de lado las diferencias y volvió a trabajar en conjunto.

Casi imposible de rastrear, se dice que Twisted Fate se Gate esfuma en el aire cada vez que un enemigo cree tenerlo acorralado. Una habilidad bastante útil para un hombre que ha despajado de su oro a miles de incautos...

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.