FANDOM


Editar pestaña
Freljord Tryndamere
"La Undying Rage ira es mi arma." - Tryndamere OriginalSquare Tryndamere

Impulsado por la ira, Tryndamere alguna vez emprendió su camino por Fréljord y desafió abiertamente a los más grandes guerreros del norte preparándose para los días más oscuros que se avecinaban. Por mucho tiempo, el iracundo bárbaro ha buscado la venganza por la aniquilación de su clan, aunque más recientemente encontró la compañía de Ashe OriginalSquare Ashe, la líder de Avarosa, así como un hogar con su gente. Su fuerza casi inhumana y su resistencia son legendarias, atributos que le han otorgado incontables victorias a él y sus aliados incluso en situaciones desfavorables.

Rey Bárbaro

Tryndamere llegó al mundo conociendo solo la dureza de la supervivencia en las eternas estepas congeladas donde su clan hizo su hogar. A pesar de que alababan a todos los antiguos dioses del Freljord Crest icon Fréljord, al igual que al Culto de las Tres, le rezaban con mayor frecuencia a una deidad espiritual conocida por devastar la tundra: un dios del colmillo, vigoroso e inmortal. Dado que los materiales requeridos para hacer armaduras eran escasas, el clan destinó sus recursos para forjar espadas majestuosas, inspiradas en los colmillos de marfil de su dios.

La resistencia y la pericia en el combate del pueblo de Tryndamere se convirtió en legendaria. Tenían la capacidad de defenderse de otras tribus saqueadoras, de asesinar a las grandes bestias de las montañas y de repeler a los noxianos que invadían desde el sur. El mismo Tryndamere se volvió un guerrero temible e impetuoso, pero no fue sino hasta la noche de un invierno particularmente cruel que puso a prueba su fuerza. Una tormenta inusual se extendió desde el este, atrayendo consigo una oscuridad helada y a una Aatrox OriginalSquare silueta imponente y astada contra la luna llena.

Algunos miembros del clan se arrodillaron creyendo que su dios jabalí estaba ante ellos. Esta criatura rebosaba magia antigua y auténtica, pero no pertenecía al Fréljord... y aquellos que se arrodillaron fueron los primeros en perder la vida.

Tryndamere observó horrorizado. Podía sentir una maldad brutal surgiendo en su corazón mientras era testigo de la espada viviente y despiadada del invasor. Ya fuera por la Bloodlust sed de sangre o por alguna otra locura, Tryndamere alzó su propia espada y dejó escapar un Mocking Shout rugido desafiante.

La figura oscura lo hizo a un lado como si fuera un insecto.

Tryndamere cayó en la nieve empapada de color casi negro por la sangre, rodeado de muertos. Profirió lo que él pensó que serían sus últimas respiraciones mientras la criatura se acercaba y comenzaba a hablar. Tryndamere intentó aferrarse a las palabras extrañas y arcaicas, pero conforme la fuerza de su vida se desvanecía, fue la risa de la criatura que penetró la memoria del joven guerrero para siempre.

Tryndamere Undying Rage no murió esa noche. Fue revitalizado por una ira completamente distinta a cualquier cosa que alguna vez hubiera experimentado. Miró hacia el horizonte del este con el propósito, no solo de vengar la destrucción de su clan, sino también la profanación de su propio orgullo marcial.

Sin embargo, la venganza no fue lo que la estepa le brindó. Había sobrevivientes, y no lograrían permanecer mucho más tiempo en el mundo si Tryndamere no conseguía quién los refugiara. Hacia el sur estaban los noxianos, al norte la Guardia Helada, y la oscura figura había venido desde el este. Al oeste, se decía que algunas tribus se estaban reuniendo para la supuesta reencarnación de Avarosa. En el pasado, él habría descartado esos rumores tan fantásticos, pero en ese momento sabía que esa era su única opción.

Tryndamere y los sobrevivientes de su clan llegaron al valle como poco más que mendigos. El joven guerrero estaba determinado a demostrar el valor de su clan, y así conseguir la protección del líder avarosano para poder regresar a cobrar su venganza. Blandiendo su espada con forma de colmillo, hizo lo que le era natural y retó a los demás a duelos. Teniendo en su mente la imagen de la oscura criatura y el eco de su risa, Tryndamere derrotó con rapidez a todos los que se atrevieron a enfrentarlo.

Su ira singular era profundamente inquietante para los avarosanos. Los guerreros del norte también se percataron de su Bloodlust veloz recuperación entre duelos: a diferencia de los Hijos del Hielo que caminaban entre ellos, mientras más se entregaba Tryndamere a su furia, más rápido sanaba su cuerpo. Muchos sospechaban que él y su clan practicaban magia extraña y antinatural, por lo que el plan de Tryndamere de demostrar el valor de su gente comenzaba a hacer que peligrara la aceptación hacia su gente.

Pero no todos los avarosanos se habían puesto en su contra. Ashe OriginalSquare Ashe, su matriarca, buscaba fortalecer su posición con un matrimonio político con alguien que pudiera hacerle frente a los interminables retadores que pretendían ganarse su mano y su mandato. Viendo una oportunidad en el atractivo bárbaro, ella juró acoger a su clan como avarosanos si Tryndamere se convertía en su primer y único Jurasangre.

A medida que pasaba tiempo en compañía de Ashe, Tryndamere comenzó a creer en los rumores: ciertamente ella era la reencarnación divina de Avarosa. Gracias al liderazgo mesurado de Ashe, la furia de Tryndamere se convirtió en templanza, y un auténtico afecto surgió entre ambos.

Aun así, en su calidad de campeón de Ashe, ahora Tryndamere se enfrenta a un futuro incierto. El rey bárbaro puede ver claramente en el horizonte del Fréljord una guerra que se avecina, pero su sed de venganza personal sigue allí y comienza a preguntarse si tal vez su suerte predestinada podría no ser junto a su reina.

Lee más

Campeón protagonista

Campeón mencionado

Ashe OriginalCentered
EditarImagenReferencia

Freljord Crest icon

Biografía

La Arquera de Hielo

Por Odin Shafer

Universos alternativos

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.