FANDOM


Editar pestaña
"Soy de dos mundos, pero no pertenezco a ninguno." - Shyvana OriginalSquare Shyvana

Shyvana es una criatura con magia elemental pura que arde en su corazón. Aunque en general muestra su forma humanoide, cuando lo cree necesario, puede adoptar su forma verdadera: la de un temible dragón que incinera a sus enemigos con su aliento abrasador. Después de salvarle la vida al príncipe y heredero de la corona, Jarvan IV OriginalSquare Jarvan IV. Shyvana ahora sirve con inquietud en su guardia real mientras busca la aceptación de la desconfiada gente de Demacia.

Hija del Dragón

A pesar de que ahora se consideran criaturas excepcionales y escasas, todavía existe un puñado de lugares a lo largo de Runaterra en donde anidan los grandes dragones elementales.

Mucho tiempo después de la caída del imperio shurimano, en las cámaras ubicadas debajo de un volcán perdido, la bestia ancestral conocida como Yvva resguardaba sus huevos. Dejando de lado la depredación de los dragones rivales, el valor de los huevos de dragón trasciende toda comprensión mortal; es por eso que tantos tienen la osadía (o la estupidez) de probar su suerte. A lo largo de los años, Yvva se había agasajado con los restos carbonizados de una veintena o más de potenciales ladrones, hasta que uno de ellos tuvo éxito.

Este mago advenedizo huyó a las montañas abrazando un gran huevo contra su pecho, mientras que Yvva, enfurecida y pisándole los talones, incendiaba la jungla. Contra todo pronóstico, llegó a la costa y obligó a la derrotada madre dragón a volver a su madriguera. Ya había perdido un huevo. No permitiría que otro corriera con la misma suerte.

El mago viajó hacia el norte, con destino a Piltóver, pero antes de que pudiera encontrar un comprador, el cascarón comenzó a romperse. Ya fuera por haber sacado el huevo del nido o porque la última luna de otoño anunciaba el invierno, algo había cambiado. Del huevo no emergió un dragoncito, sino una bebé humanoide con la piel pálida y violácea. El mago no fue capaz de abandonarla. La crio como si fuera su hija y la llamó Shyvana, debido a la oscura leyenda de su madre.

Era claro que Shyvana no era una mortal. Desde temprana edad, ella podía transformarse en algo monstruoso, similar a los seres mitad dragón de la mitología antigua. Esto dificultaba sus posibilidades de vivir entre los habitantes de Valoran, por decirlo de algún modo. Pero una cosa era segura: Yvva tenía una especie de conexión con su hija perdida, la cual se fortalecía con el paso del tiempo. Cuando sus otras crías emprendieron el vuelo, Yvva abandonó su nido y voló a través del océano en busca de Shyvana.

La tierra estaba destruida por las feroces guerras fronterizas, pero tanto ejércitos como aldeanos se dispersaron ante el avistamiento del dragón. Mientras trataba de refugiarse en una granja en ruinas, Shyvana vio cómo su padre adoptivo era consumido por las llamas que Yvva lanzaba desde arriba. La joven lo arrastró hacia un bosque cercano, pero no quedaba nada por hacer. Le dio un entierro sencillo bajo un roble frondoso y partió sola.

Tras varias semanas de vivir escondida en la naturaleza, siempre en movimiento, Shyvana percibió un tenue aroma a sangre entre los árboles. Se encontró con un guerrero herido, al borde de la muerte, y supo que era alguien a quien ella podía salvar.

Sin pensar en la bestia que la acechaba, adoptó su forma mitad dragón y llevó a cuestas al hombre inconsciente, muy lejos, hasta un puesto de avanzada en la frontera de Demacia.

Ahí, en el castillo en Muroviejo, Shyvana supo que el guerrero era el mismísimo príncipe Jarvan IV OriginalSquare Jarvan, el único hijo del rey, heredero al trono. A pesar de que los soldados del puesto miraban con recelo su piel violácea y sus extraños modales, fue bien recibida. Al parecer, los demacianos siempre se cuidaban entre sí, por lo que el tiempo que pasó allí fue el más pacífico que vivió.

Pero la paz no duraría por mucho tiempo más. Shyvana percibió una oscuridad en el aire. Yvva se aproximaba.

El convaleciente príncipe, a sabiendas de que debía reunir a la guarnición de Muroviejo, llevó a los habitantes aterrorizados al interior de la fortaleza para prepararse para la batalla venidera. Sin embargo, Shyvana se alistó para escapar. Jarvan la confrontó y ella admitió que la criatura que la perseguía era de su misma sangre. No podía permitir que muriera gente inocente por eso.

Jarvan se negó a dejarla ir. Shyvana había salvado su vida, así que lo correcto era que ahora peleara a su lado. Conmovida por su ofrecimiento, ella aceptó.

Cuando Yvva apareció en el horizonte, los arqueros demacianos lanzaron lluvias de flechas para distraerla. Como represalia, ella roció con fuego el almenaje, rasgó con sus poderosas garras la mampostería y derribó a guerreros armados desde las barricadas. Fue en ese momento que Shyvana dio un salto, se transformó en pleno vuelo y desafió a su madre. En una batalla que no se presenciaba en Valoran desde las Guerras Rúnicas, los dos dragones se enfrentaron con garras y dientes, volando por los cielos sobre Muroviejo.

Finalmente, a pesar de sus múltiples heridas sangrantes, Shyvana derribó a Yvva y le rompió el cuello contra el suelo.

El príncipe honró la valentía de Shyvana y le prometió que ella siempre tendría un lugar a su lado si su deseo era regresar con él a los salones de su padre. Con el cráneo de Yvva como trofeo, emprendieron juntos el viaje hacia la Gran Ciudad de Demacia.

Shyvana sabe que el reino del Rey Jarvan III está dividido: la gente desconfía de los magos y la magia, confrontándolos con los ideales nobles sobre los que se fundó la ciudad. Si bien logró ser aceptada como una de las guardianas de mayor confianza del príncipe, se pregunta si la situación seguiría siendo la misma si conocieran su verdadera naturaleza.

Lee más

Campeón protagonista

Shyvana The Winged Beast
EditarImagenReferencia

Demacia Crest icon

Historia corta • Lectura de 4 minutos

La Bestia Alada

Por Rayla Heide

Tan leal como un demaciano. Tan salvaje como un dragón. Sus enemigos no tienen oportunidad.

Campeón mencionado

Jarvan IV OriginalCentered
EditarImagenReferencia

Demacia Crest icon

Biografía

El Ejemplo de Demacia

Por Rayla Heide

Garen Lux For Demacia
EditarImagenReferencia

Demacia Crest icon

Historia corta • Lectura de 28 minutos

Por Demacia

Por Graham McNeill

En una aldea plagada de pesadillas, ¿podrán los más valientes y fuertes de Demacia volver a traer la luz?

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.