Wiki League of Legends
Advertisement
Wiki League of Legends

Bilgewater Bilgewater Bay 01.jpg
EditarImagenReferencia

Aguasturbias Crest icon.png

Historia corta • Lectura de 1 minutos

Sangre en el Agua

Por Anthony Reynolds Lenné

El enorme capitán de guerra noxiano se estremeció y dejó caer su hacha cuando Gangplank lo apuñaló profundamente en las entrañas con su sable. La sangre salía a borbotones de la tatuada boca del guerrero mientras recitaba una maldición nunca antes oída.

Lore

El enorme capitán de guerra noxiano se estremeció y dejó caer su hacha cuando Gangplank Gangplank lo apuñaló profundamente en las entrañas con su sable sable. La sangre salía a borbotones de la tatuada boca del guerrero mientras recitaba una maldición nunca antes oída.

Gangplank sacó su sable con desdén y empujó al moribundo hombre a la cubierta. Su pesada armadura hizo un estruendo cuando colapsó. Su sangre se mezclaba con el agua que caía sobre la cubierta frontal de la galera de guerra. El casco pintado de negro del barco de Gangplank se cernía sobre la otra nave, hasta quedar unidas con ganchos y cuerdas de abordaje.

Gangplank apretaba con fuerza sus dientes negros y dorados, aguantando el dolor. El noxiano estuvo a punto de derrotarlo. Aun así, se rehusó a demostrar debilidad frente a su tripulación y sonrió con mucho esfuerzo.

El viento y la lluvia chocaban contra su cuerpo, y giró para echarle un vistazo al resto de los noxianos. Había declarado un duelo mortal contra el capitán enemigo, y ahora que había ganado, su espíritu de lucha se habían esfumado.

—Este barco me pertenece— rugió Gangplank, tan fuerte que se escuchó incluso en medio de la fuerte ventisca. —¿Hay alguien que tenga algo que decir al respecto?—

Uno de los noxianos, un enorme guerrero con tatuajes en el rostro y vestido con una armadura con pinchos, miró furiosamente a Gangplank:

—Somos hijos de Noxus—, vociferó. —¡Cualquiera de nosotros moriría con orgullo antes de dejar que alguien de tu calaña se apodere de nuestro barco!—

Gangplank frunció el ceño y luego encogió los hombros.

—Muy bien—, dijo y se dio la media vuelta.

Gangplank mostró a su tripulación una cruel sonrisa.

—Mátenlos a todos—, rugió. —¡Y préndanle fuego a su barco!—

Referencias

 v · e
Advertisement