Wiki League of Legends
Advertisement
Wiki League of Legends
Nidalee Human Blood.jpg
Nidalee
UniversoUniverso
League of LegendsLeague of Legends

"Lo indómito no tiene miedo."
- Nidalee Nidalee

Criada en las profundidades de la jungla, Nidalee es una rastreadora maestra que puede transformarse en puma transformarse en puma a su voluntad. Ni mujer, ni bestia, ella defiende salvajemente su territorio de todos y cada uno de los intrusos, con trampas trampas cuidadosamente colocadas y lanzas lanzas a distancia. Ella paraliza a su presa antes de atacarla en su forma felina; los pocos que sobreviven cuentan sobre una salvaje mujer con instintos agudos y garras garras muy filosas...

Cazadora Salvaje

Lejos, muy lejos de los inclementes desiertos del Gran Sai, más allá de las planicies de la sabana y de las estepas montañosas, se encuentran las grandes junglas orientales de Shurima. Envueltas en misterio, son el hogar de bestias salvajes y fantásticas, así como densos bosques florecientes. Sin embargo, si bien ahí se encuentra una belleza abrumadora, el peligro y la muerte acechan proporcionalmente.

Nadie sabe cómo Nidalee terminó sola en el corazón de la jungla. Ataviada con harapos, sola, la niña estaba sentada sobre la tierra frondosa, sus gritos resonando entre los árboles.

Sin duda, eso fue lo que atrajo a los pumas.

Una madre, deambulando con sus cachorros, se acercó a la chica abandonada, tal vez al percibir un aroma familiar... o al menos algo que valiera la pena rescatar. Aceptó a Nidalee sin titubeos, entre guiándola y arrastrándola hacia su guarida.

La niña vivió en compañía de bestias, peleando y jugando junto con sus nuevos hermanos, sin ninguna conexión con los suyos ni con la sociedad mortal en general. Los pumas criaron a Nidalee como una criatura del bosque y, con el paso de los años, se convirtió en una cazadora hábil; pero en tanto sus guardianes se valían de garras y dientes, Nidalee aprendió a aprovecharse de sus alrededores. Preparaba bálsamos curativos de frutamiel, buscaba curiosas flores lumínicas para alumbrar la noche e incluso usaba semillas explosivas para mandar a volar los oscuros lobos territoriales por los aires.

Aun así, en ocasiones, Nidalee comenzaba a perder el control sobre su propio cuerpo. Sin advertencia previa, sus manos y pies oscilaban entre formas humanas y bestiales. En ocasiones salía trastabillando de la guarida, con delirios febriles, siguiendo las difusas siluetas de dos figuras extrañas: la invocaban con susurros y, aunque entremezcladas, sus voces eran dulces. Le transmitían a Nidalee una sensación de bienestar y calidez, a pesar de que los pumas le habían enseñado a ser cautelosa con los extraños.

Y con justa razón.

Fue durante la temporada alta de las lluvias estivales cuando se encontró por primera vez con los Kiilash. Estos cazadores vastaya se adentraban en los bosques cada temporada en busca de prestigiosas presas y trofeos para demostrar su destreza. La madre adoptiva de Nidalee trató de ahuyentarlos, pero cayó herida por sus espadas y lanzas.

No obstante, antes de que los Kiilash pudieran terminar con la vida de la puma, Nidalee arremetió desde la maleza, aullando con pena y rabia. Algo había cambiado. Sintió el espíritu de los felinos de la jungla dentro de ella y se transformó como nunca antes. Atacando como una bestia, derribó al cazador más cercano con sus garras afiladas como cuchillas, antes de girar y retomar su forma humana de nuevo para arrebatarle su lanza. Los otros Kiilash gruñeron y bufaron al ver la escena y, para su sorpresa, Nidalee se percató de que entendía algo de su lengua.

La maldecían, invocaban el nombre de sus ancestros Vastayashai'rei mientras se retiraban del combate con las manos vacías.

Arrojando la lanza a un lado, Nidalee abrazó a la puma agonizante. Sus hermanos se acercaron cautelosamente, pero tras la muerte de su madre terminaron por aceptar a esta metamorfo como su nueva líder; ella juró que a partir de ese día defendería su hogar adoptivo contra cualquiera que buscara saquearlo.

Con el tiempo, fue controlando mejor sus poderes y aprendió a transformarse con facilidad. Tal vez fue el anhelo de encontrar otros como ella el que la condujo hacia la vagabunda camaleónica Neeko Neeko. Por un tiempo, ambas se volvieron inseparables. Nidalee disfrutaba de ser la mentora de su curiosa nueva acompañante, y juntas se divirtieron explorando las numerosas maravillas de la jungla. Tiempo después, Neeko se marchó para seguir su propio destino más allá de las costas de Shurima.

Aun ahora, los bosques densos siguen siendo el verdadero último sitio salvaje e indomable en el mundo conocido, así como un enigma, incluso para Nidalee. No obstante, en momentos extraños y silenciosos, la cazadora aún se obsesiona por su origen, así como su encuentro con los Kiilash, y si sabrá o no algún día la verdad detrás de todo eso...

Lee más

Campeón protagonista

Nidalee Human Blood.jpg
EditarImagenReferencia

Ixtal Crest icon.png

Historia corta

Sangre Humana

Por Meaghan Bowe

Un fuerte sonido. El hedor de aceite, humo y pólvora.

Campeón mencionado

Neeko OriginalCentered.jpg
EditarImagenReferencia

Ixtal Crest icon.png

Biografía

La Camaleón Curiosa

Por Matthew Dunn

Advertisement