FANDOM


Editar pestaña
"Mientras Jonia cambia, yo también debo hacerlo." - KarmaSquare Karma

Ningún mortal es capaz de ilustrar mejor las tradiciones espirituales de Jonia que Karma. Ella es la personificación de un alma antigua que ha reencarnado innumerables veces, transmitiendo sus recuerdos acumulados en cada una de las nuevas vidas, bendecida con un poder que muy pocos pueden comprehender. Ha dado lo mejor de sí para guiar a su gente en los tiempos de crisis recientes, aunque sabe bien que la paz y la armonía tienen un costo considerable... tanto para ella como para la tierra que atesora como lo más preciado.

Iluminada

Karma es la encarnación viviente de una antigua alma jonia cuya misión es ser un faro espiritual para cada una de las generaciones de su pueblo. Una niña de 12 años llamada Darha fue su encarnación más reciente. Criada en las tierras altas del norte de Shon-Xan, era obstinada e independiente, y siempre soñaba con tener una vida fuera de su aldea provincial.

Pero Darha comenzó a tener visiones extrañas e irregulares. Las imágenes eran peculiares... parecían ser recuerdos, pero la chica estaba convencida de que ninguno de esos acontecimientos le habían ocurrido a ella. Al principio, el problema era sencillo de encubrir, pero las visiones se volvieron cada vez más intensas. Tanto, que Darha tenía la certeza de que se estaba hundiendo en la locura.

Justo cuando parecía que la tendrían que recluir por siempre en las cabañas del sanatorio, un grupo de monjes visitó su aldea. Venían de un lugar conocido como el Altar Permanente, donde el líder divino, Karma, había fallecido unos meses atrás. Los monjes estaban en busca de la actual encarnación del anciano y creían que se encontraba entre los aldeanos. Hicieron varias pruebas a todos los que encontraron, pero al final se prepararon para marcharse con las manos vacías.

Cuando pasaron por las cabañas del sanatorio, Darha salió de su cama sobresaltada y corrió para detenerlos. Lloró mientras les contaba acerca de sus visiones y que ya conocía las voces de los monjes, por los murmullos que vivían en su cabeza.

Ellos reconocieron las señales de inmediato. Ella era su Karma. Las visiones eran sobre vidas pasadas precipitándose hacia un nuevo portador.

Fue ese el momento en que la vida de Darha cambió para siempre. Se despidió de todos aquellos que había conocido y viajó hasta el Altar Permanente para convertirse en aprendiz de los monjes. Con el paso de los años, le enseñaron cómo conectarse con su alma ancestral y a comunicarse con los cientos de encarnaciones anteriores, cada una profesando la sabiduría de épocas pasadas. Karma siempre había defendido la paz y la armonía, enseñando que todo acto de maldad traería consigo sus propias consecuencias, y por tanto, no requerían represalias.

Pero Darha cuestionaba estos principios, incluso al convertirse en Karma. Algunos de sus seguidores estaban confundidos. ¿Cómo era posible que, estando investida con el espíritu de Jonia, la manifestación más sagrada de las Tierras Originarias, estuviera en desacuerdo con sus filosofías más elementales?

Ciertamente, estas creencias fueron puestas a prueba cuando Noxus invadió Jonia. Miles de personas murieron conforme los batallones enemigos avanzaban, adentrándose cada vez más en Jonia, y Karma fue forzada a enfrentar la cruel realidad de la guerra. Podía sentir el inmenso potencial destructivo que yacía en su alma y se cuestionaba sobre el sentido de poseer ese poder y no usarlo.

Las voces del pasado la instaban a permanecer en el Altar Permanente para reconfortar a su gente y dejar que el conflicto pasara. Sin embargo, una verdad más profunda la impulsaba a actuar...

Este pensamiento atormentó a Karma hasta que no pudo resistir más. Se enfrentó a un comandante noxiano en la cubierta de su propia fragata de guerra, y liberó su furia divina. Este no fue un ataque mesurado... ella acabó por completo con la nave y con su tripulación en un abrir y cerrar de ojos.

A pesar de que muchos jonios se alegraron por la aparente victoria, los monjes creían que ella había cometido un grave error. Había perturbado la armonía espiritual de su tierra natal, deshonrando a todos los que habían portado el nombre de Karma antes que ella, y manchando su propia alma inmortal junto con las almas de sus seguidores. Incluso si significaba una solitaria vida de meditación y penitencia, le imploraron que no hiciera más daño.

Karma los silenció levantando una mano. Aunque ella seguía escuchando las voces en su cabeza, había sido el espíritu de Jonia quien la había guiado desde su corazón... las Tierras Originarias estaban preparadas para defenderse. Ella no sabía si había sido elegida por su valentía y fuerza de voluntad, pero Karma sabía que algunas veces la armonía tenía un precio muy alto. Su mundo estaba cambiando, y la verdadera sabiduría no residía en resistirse al cambio, sino en aceptarlo.

A pesar de que la guerra contra Noxus terminó hace mucho tiempo, aún muchos jonios están encantados de enfrentar la violencia con violencia, incluso contra sus prójimos. Karma juró guiar a todas las personas posibles a adoptar caminos más esclarecidos... caminos de paz, de ser posible, y caminos de acción, cuando es necesario.


Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.