Wiki League of Legends
Advertisement
Wiki League of Legends
Gwen The Stranger Who Sews.jpg
Gwen
UniversoUniverso
League of LegendsLeague of Legends

"Adoro el roce del viento en mi espalda. No puedo perder esto. No lo haré"
- Gwen Gwen

Gwen, una antigua muñeca transformada y traída a la vida con magia, empuña las mismas herramientas que alguna vez la crearon. Lleva consigo el amor de su creadora y nunca da nada por sentado. La Niebla Sagrada está bajo su mando, una magia antigua y protectora que ha bendecido las tijeras, las agujas y el hilo de Gwen. Casi todo es nuevo para ella, pero está decidida con alegría a luchar por la bondad que sobrevive en un mundo roto.

Costurera Sagrada

En el reino olvidado de Camavor, existió una vez un pueblo alejado del trono. Fue aquí, en las colonias rurales, donde una humilde costurera fabricó a su amada muñeca, Gwen.

Lo poco que Gwen recuerda de su pasado, lo recuerda con amor. La costurera y la muñeca pasaban sus días confeccionando, Gwen con las tijeras en sus manos inmóviles mientras su creadora cosía cerca de ella con hilo y aguja. Por las noches, las dos se escabullían debajo de la mesa del comedor y la costurera desafiaba a Gwen a duelos inventados: el choque de los cubiertos contra las tijeras resonaba en la cocina iluminada por velas.

Con el tiempo, los juegos se detuvieron y la luz se apagó. Gwen no podía entender por qué, pero siempre que luchaba por recordar más detalles, sentía una punzada de dolor, ligada a un hombre hombre cuyo nombre y rostro no conocía. Mientras la marea se llevaba sus recuerdos, Gwen se quedó inmóvil por siglos, silenciosa y olvidada.

Pero una noche, sus ojos se abrieron. Gwen se despertó por primera vez en una playa oscura lejos de su hogar. Por obra de una magia que desconocía, se había transformado en una niña de verdad que podía mover las manos y los pies... ¡por su propia cuenta!

Gwen se tomó la vida con alegría. Saltó por la arena, sorprendida de cuán lejos podían ver sus ojos y de cuán maravilloso se sentía el viento en su espalda y cada guijarro en su mano. A lo largo de la costa, escombros desperdigados y abandonados por milenios llamaron su atención. Al lado de cofres rotos, había herramientas que le resultaron extrañamente familiares.

Tijeras. Agujas. Hilo.

Gwen las reconoció de inmediato. Eran las herramientas de su creadora. Cuando sus dedos las tocaron, un estallido de niebla destellante fluyó de sus manos. Para ella, era algo confiable y cálido, como el abrazo reconfortante de un pasado bendecido.

Pero Gwen no fue la única atraída por esta magia.

Al acecho en las islas, una niebla diferente se hizo presente. Negra como la noche, se enroscaba y retorcía, transformándose en espectros horrorosos. Algo en la recién descubierta presencia de Gwen los atraía... algo que deseaban más que cualquier otra cosa.

Mientras los espectros se acercaban a ella, Gwen permaneció impertérrita. Lanzó una estocada con sus tijeras. Vio con alegría que su niebla llenaba el aire, hechizando el tamaño y la fuerza de sus herramientas para convertirlas de simple acero a magia espectral.

Pero los espectros eran implacables. Se multiplicaban, alimentados por la creciente Niebla Negra. Gwen comenzó a sentir un dolor trágico y extrañamente familiar. Rodeada de espectros, sus recuerdos reprimidos salieron a flote. Acudieron a su memoria imágenes de su creadora, enferma, herida y llena de angustia. Cerca de ella, se encontraba un hombre cuyo rostro al fin pudo recordar.

Viego.

Con solo pensar en su nombre, Gwen cayó de rodillas. Con nostalgia, pensó en los momentos pasados en compañía de su creadora —tiempos más simples y felices— y miró sus tijeras por última vez...

Fue en ese momento que Gwen se dio cuenta de algo maravilloso. Su creadora, víctima de la retorcida vanidad de ese hombre, no se había ido por completo. Las herramientas de la costurera, las mismas herramientas que habían cosido y unido a Gwen, ahora estaban en sus manos. Gwen creía que esto no era una simple coincidencia. Sabía, en su interior, que su creadora todavía estaba con ella, que todavía luchaba.

Este era un regalo que Gwen no desperdiciaría.

Tomando agujas e hilo, lanzó nubes de Niebla Sagrada en un intento por rechazar el enjambre de espectros. Sus tijeras cortaban con fuerza y rapidez, evocando aquellas noches felices donde su creadora imaginaba grandes batallas debajo de la mesa de la cocina. Pronto, los espectros se habían ido.

Aunque triunfante, Gwen comprendió que esto era solo el comienzo. Presentía que esos espectros y Viego estaban conectados, y que eran responsables de la propagación de un inmenso dolor. Sin tiempo que perder, decidió rastrear la Niebla Negra y detenerla, cueste lo que cueste. Gwen sabía que esta tarea sería agotadora, pero a la vez disfrutaba de cada segundo de su nueva vida, porque ¿quién sabía cuánto podía durar esta bendición?

Con una oportunidad de vivir única entre sus manos, Gwen elige ser una fuerza positiva e indomable contra todo pronóstico. Viaja por Runaterra, decidida a devolverle la alegría a aquellos que están heridos y dolidos. Para Gwen, cada momento es precioso y cada paso tiene un propósito.

Lee más

Campeón protagonista

Akshan Graves Lucian Senna Vayne Absolution.png
EditarImagenReferencia

Islas de la Sombra Crest icon.png

Video

Absolución

Dos almas unidas por el destino. La vida de una por la libertad de la otra.

Gwen Made with Love.png
EditarImagenReferencia

Islas de la Sombra Crest icon.png

Video

Hecha con Amor

Érase una vez una costurera que creó una adorable muñequita. Esta muñeca adoraba a su creadora, pero, por desgracia, la tragedia las separó y la muñeca se hundió bajo el mar y se sumió en el dolor. Pasaron los siglos, pero la muñeca no se desanimó, pues sabía que el amor la volvería a encontrar.

Gwen The Stranger Who Sews.jpg
EditarImagenReferencia

Islas de la Sombra Crest icon.png

Historia corta

La Costurera Misteriosa

Por Michael Luo

Al atardecer, escondida detrás de un espeso matorral, una joven con grandes moños negros en su cabello azul plateado, ornamentos dorados y un vestido de elegante confección permanece de pie.

Raices de Ruina.jpg
EditarImagenReferencia

Islas de la Sombra Crest icon.png

Historia corta

Raíces de la Ruina

Por Numerosos creadores

El final comenzó con un hombre.

Referencias

Advertisement