Wiki League of Legends
Advertisement
Wiki League of Legends
Diana SentinelSkin.jpg
Diana
UniversoUniverso
League of LegendsLeague of Legends
Legends of RuneterraLegends of Runeterra

"Soy la luz que invade el alma de la luna."
- Diana Diana


ESCUCHA LA HISTORIA DE DIANA🔊

Con su espada de luna creciente espada de luna creciente y blindada con una resplandeciente armadura del color de la nieve invernal por la noche, Diana es la encarnación viviente del poder de la luna de plata. Imbuida con la esencia de un aspecto proveniente de más allá de la imponente cúspide del Monte Targón, Diana ya no es completamente humana y lucha por entender su poder y su propósito en este mundo.

Desdén de la Luna

Diana no pertenecía al Monte Targón. Un grupo de cazadores Leona Sunlight.png Solari la descubrió envuelta entre sus padres congelados: forasteros en una tierra desconocida, era evidente que habían recorrido un largo camino. Los cazadores la llevaron a su templo, la cuidaron y la criaron como un miembro más de las Tribus del Último Sol, conocida por muchos como los Rakkor.

Como todos los practicantes de la fe Solari, se sometió a un riguroso entrenamiento físico y religioso. Sin embargo, a diferencia del resto, Diana estaba empecinada en comprender por qué los Solari se comportaban de esa forma, así como el razonamiento detrás de sus creencias. Solía pasar sus noches investigando en las bibliotecas; devoraba textos con la tenue luz de la luna como única fuente lumínica para leer. Paradójicamente, esta búsqueda arrojó más preguntas que respuestas, mientras que las réplicas aforísticas de sus profesores no lograron saciar su mente inquisitiva.

Cuando Diana se percató de que había tomos con capítulos enteros arrancados y que todas las referencias sobre la luna habían desaparecido, recibió duros castigos por parte de sus maestros, quienes pretendían agotarla hasta llevarla a la devoción. Asimismo, sus compañeros discípulos se distanciaron de ella y de su curiosidad.

Durante esos años de confusión y exasperante soledad, hubo un faro brillante en su vida: Leona Leona. Al ser la más devota entre los compañeros de Diana, solían entablar debates acalorados. A pesar de que ninguna de las dos lograba persuadir a la otra en aquellas conversaciones prolongadas y frecuentes, desarrollaron una amistad cercana.

Después, durante una noche gloriosa, Diana descubrió un hueco oculto en las profundidades de la montaña. La luz de la luna se derramaba por sus muros y revelaba imágenes del sol, de soldados con armaduras doradas junto con guerreros blindados con trajes plateados. Sobre la cima más alta del Monte Targón, encontró imágenes correspondientes a la luna. Encantada, Diana se apresuró a compartir este mensaje con Leona: ¡después de todo, el sol y la luna no eran enemigos!

A Leona no le gustó esto.

Le pidió a Diana que silenciara por completo la herejía que había en su mente y le advirtió de los posibles castigos que podría sufrir si hablaba de estas cosas con otros. Diana nunca había visto a su amiga tan seria.

La frustración la carcomía. Había llegado al límite del conocimiento Solari, pero ni siquiera Leona tomaba en cuenta este nuevo descubrimiento. ¿Qué escondían los Solari? Diana estaba cada vez más convencida de que había un solo lugar al que podría ir en busca de respuestas: la cima del Monte Targón.

Para ella, el ascenso representó una prueba de todas las maneras posibles; el tiempo parecía detenerse mientras escalaba la montaña. Para sobrevivir, concentró sus pensamientos en su solitario acompañamiento, y las respuestas que mejorarían a los Solari, que los completarían.

La cima le dio la bienvenida con la luna llena más brillante que jamás hubiera visto. Tras un momento de euforia, un haz de luz lunar la cubrió y pudo sentir cómo una presencia tomaba control de su ser y le compartía destellos del pasado y de otra fe Rakkor llamada los Diana Moonsilver Blade.png Lunari. Diana se dio cuenta de que esta presencia solo podía ser uno de los aspectos legendarios y que ella había sido elegida como su huésped.

Una vez que la luz se disipó, su mente volvió a ser solo suya. Diana ahora portaba una armadura, empuñaba una espada creciente espada creciente y su hasta entonces oscuro cabello ahora destellaba en tonos plateados. Luego, se dio cuenta de que no estaba sola: Leona estaba de pie a su lado, ornamentada de forma similar, pero con una armadura brillante y dorada, un escudo tan resplandeciente como el amanecer escudo tan resplandeciente como el amanecer y una espada espada entre sus manos.

Diana estaba muy emocionada de poder compartir este momento de revelación con su amiga, pero Leona solo podía pensar en regresar con los Solari. Diana le rogó que no lo hiciera, tratando de disuadirla con desesperación para que enfrentaran este nuevo futuro juntas. Pero Leona se negó y su desacuerdo pronto se convirtió en una batalla titánica de la cual brotaron luz lunar y fuego solar.

Temerosa de sucumbir ante el poder del aspecto, Diana terminó por huir lejos de la montaña. Pero ahora, impulsada por su búsqueda, se sentía más segura que nunca de que cuestionar las enseñanzas de los Solari había sido lo correcto. Era hora de enfrentarlos y demostrarles el error de sus acciones.

Tras escabullirse de los guardianes Ra'Horak, Diana irrumpió en los aposentos de los sumos sacerdotes. Escucharon horrorizados lo que ella narraba sobre su descubrimiento acerca de los Lunari. Después, la acusaron de herejías, blasfemias y falsa idolatría. La rabia se apoderó de Diana, amplificada por el aspecto que llevaba dentro, la cual detonó un estallido de luz lunar estallido de luz lunar. Sorprendida, huyó del templo, dejando a su paso una estela de muerte.

Ahora, motivada por visiones y recuerdos que no son del todo suyos y por atisbos de un conocimiento antiguo, Diana se aferra a las únicas verdades que conoce con certeza: que los Lunari y los Solari no necesitan ser enemigos y que hay un propósito más grande para ella que ser simplemente una acólita Solari del Monte Targón.

Y, aunque ese destino aún es incierto, Diana lo buscará, cueste lo que cueste.

Lee más

Campeón protagonista

Diana Leona Rise with Me 01.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Historia corta

Asciende Conmigo

Por Dana Luery Shaw

Escuchen! Sobre la Gran Montaña,

Diana The Vaulted Road.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Video

El Camino Abovedado

A la sombra de un eclipse que se acerca, una joven exploradora Lunari escapa del cautiverio con su amante Solari, y las dos deciden darle la espalda a Targon para siempre.

Targon Written In Stone.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Historia corta • Lectura de 4 minutos

Trabajo Nocturno

Por Graham McNeill

La noche siempre fue el momento favorito de Diana, aun cuando era niña. Había sido así desde que tuvo la edad suficiente como para trepar las murallas del templo de los Solari y observar la luna atravesando la bóveda estelar. Alzó la vista hacia el denso follaje del bosque, con sus violáceos ojos en busca de la luna plateada, pero solo vislumbró su brillo difuso a través de las espesas nubes y ramas oscuras.

Campeón mencionado

Leona OriginalCentered.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Biografía

El Radiante Amanecer

Por Graham McNeill

Soraka Halfway Between the Stars and Earth.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Historia corta

Entre las Estrellas y la Tierra

Por Katie Chironis

Era una noche perfecta para tomar una taza de té. Ciertamente hacía mucho frío, pero era la noche más despejada que se había visto en el helado Monte Targón.

Nami Into the Abyss cover 02.jpg
EditarImagenReferencia

Runaterra Blasón ícono.png

Cómic

Hacia el Abismo

Por Rayla Heide

En lo más profundo de los océanos de Runaterra, la luz de la piedra lunar protege a los marai de los horrores. Por medio de un ritual ancestral, los marai eligen a uno de los suyos para que se adentre en el abismo en busca de una perla abisal, para luego intercambiarla con un trotatierras por la piedra lunar. El invocador de mareas elegido no ha regresado. Nami, una obstinada marai, decide descender a las oscuridades antes de que la luz de la piedra lunar se desvanezca para siempre...

Nami OriginalCentered.jpg
EditarImagenReferencia

Runaterra Blasón ícono.png

Biografía

La Invocadora de Mareas

Por Rayla Heide

Targon Written In Stone.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Historia corta • Lectura de 3 minutos

La Montaña

Por Graham McNeill

El Monte Targón es la cima más poderosa de Runaterra, una montaña imponente de roca calcinada por el sol en medio de una cordillera de cumbres de escala incomparable en el mundo. El Monte Targón, ubicado lejos de la civilización, es totalmente remoto y su cima es casi imposible de alcanzar excepto por el explorador más resuelto.

Nami First Steps 01.png
EditarImagenReferencia

Runaterra Blasón ícono.png

Historia corta • Lectura de 5 minutos

Primeros Pasos

Por Rayla Heide

Ella trae su curiosidad y un mensaje funesto. Ellos, antorchas y un miedo violento.

Aphelios You Are the Weapon.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Tú Eres el Arma

Por David Slagle

Comenzó su entrenamiento con una sola respiración. Adentro y afuera.

Advertisement