Wiki League of Legends
Advertisement
Wiki League of Legends
Aphelios You Are the Weapon.jpg
Aphelios
UniversoUniverso
League of LegendsLeague of Legends
Legends of RuneterraLegends of Runeterra
DevelopmentDesarrollo

Aphelios icon.png
"El destino corrobora nuestra fe cada vez que lo negamos".
- Alune Alune


ESCUCHA LA HISTORIA DE APHELIOS🔊

Aphelios emerge de la sombra de la luz de la luna con las armas desenvainadas y mata a los enemigos de su fe en un silencio melancólico. Habla únicamente a través de la certeza de su puntería y del disparo de cada arma. Si bien su impulso proviene de un veneno que lo enmudece, es guiado por su hermana Alune, quien, desde un santuario lejano, le envía a sus manos un arsenal de armas de piedra lunar. Mientras la luna resplandezca en lo alto, Aphelios nunca estará solo.

Arma de los Adeptos

La luna se cierne sobre las imponentes colinas del Mount Targon Crest icon.png Monte Targón, distante, pero increíblemente cerca.

Nacidos durante una extraña convergencia lunar en la que la luna física fue eclipsada por su reflejo en el reino espiritual, Aphelios y su hermana melliza Alune fueron celebrados como los hijos del destino por los practicantes de la fe Diana Moonsilver Blade.png Lunari de Targón.

Al ser un reflejo del evento celestial que presagió su nacimiento, los dos chicos sabían que estaban marcados por el destino: Aphelios poseía dones físicos, como la luna de piedra, mientras que los de Alune eran mágicos, como su reflejo espiritual. Con una ferviente devoción, crecieron envueltos en una fe de misterio, reflexión y descubrimiento, y abrazaron la oscuridad no solo a partir de su creencia, sino también como lo único que podría mantenerlos a salvo.

Los Leona Sunlight.png Solari, los gobernantes de Targón, consideraban que los Lunari eran herejes, lo que los obligó a esconderse hasta que la mayoría se olvidó de su existencia. Los Lunari fueron apartados hacia las sombras, forzados a vivir en templos y cuevas alejadas de la vista de los Solari.

La presión por ser ejemplar era una gran carga para Aphelios. Practicaba incansablemente con espadas místicas de piedra lunar: derramaba su propia sangre durante el entrenamiento para poder derramar la de otros y proteger la fe. Intenso y vulnerable, su conexión con su hermana era profunda y superior a la de cualquier otra amistad.

Mientras Aphelios era enviado a misiones cada vez más peligrosas para proteger a los Lunari, Alune entrenaba de forma separada como clarividente y usaba su magia luminosa para revelar los senderos ocultos y las verdades de la luz lunar. Con el tiempo, sus tareas le exigieron abandonar el templo en el que ambos fueron criados.

Sin Alune, la fe de Aphelios flaqueó.

Desesperado y en busca de un propósito, se embarcó en un viaje ceremonial hacia la oscuridad, en donde se decía que los Lunari descubrían sus caminos, sus órbitas. Siguió la luz de la luna hasta un estanque en donde florecían los capullos de la singular flor noctum debajo de la superficie del agua. Si bien eran venenosas, las flores podían destilarse en un líquido que le daría acceso al poder de la noche.

Tras beber la esencia de las noctum, Aphelios sintió tanto dolor que lo insensibilizó frente a todo lo demás.

Poco tiempo después, un templo antiguo, el Marus Omegnum, comenzó a entrar en fase desde el reino espiritual por primera vez en siglos. Los Lunari que se encontraban del otro lado de la montaña se reunieron y emergieron de su escondite para atestiguar el equilibrio en el cambio de poder, mientras giraban los ciclos celestiales.

Cada vez que se hacía presente, la fortaleza solo podía albergar a un habitante dotado con magia. Esta vez sería Alune, a quien su órbita guio hacia el templo. Aphelios, quien nunca solía pedir nada, solicitó asistir al evento.

Pero mientras la fortaleza atravesaba la vigilia en un despliegue luminoso de magia, una radiación más fuerte llenó la noche. De alguna forma, los Lunari habían sido descubiertos, incluso cuando los ciclos celestiales los habían favorecido.

Un ejército Solari descendió sobre ellos. Todo parecía estar perdido conforme los Solari purgaban la herejía Lunari con fuego y acero. Incluso Aphelios fue derrotado: sus espadas de piedra lunar se hicieron añicos en el suelo y la sangre brotaba de sus labios mientras trataba de alcanzar la esencia de la noctum...

Mientras la batalla ardía, Alune se adentraba cada vez más en el templo y, cuando por fin llegó a lo más profundo, logró desatar todo su potencial. A través de la noctum, Aphelios podía sentir cómo el poder de Alune lo abrazaba, junto con el sonido de su voz. Con un susurro, ella insufló magia en sus manos: era un reemplazo de sus cuchillas, solidificándose en piedra lunar.

Como la luna de piedra y su reflejo espiritual, el talento de Aphelios y la magia de Alune convergieron.

Aquellos Solari no vivirían para ver el sol de nueva cuenta.

Mientras su poder destellaba, Alune llevó al templo y a sí misma hacia el reino espiritual, en donde permanecería a salvo de los Solari. Desde su interior, amplificada por el poder de concentración del templo, Alune fue capaz de proyectar su magia en cualquier sitio, siempre y cuando encontrara un punto focal, como el veneno que corría por las venas de Aphelios.

Por fin habían comprendido su destino. Aphelios sufriría un dolor interminable, pero se convertiría en un canal del poder de la luna. Alune viviría sola, aislada en su fortaleza, pero ella guiaría a su hermano y vería a través de sus ojos.

Juntos, serían el arma que los Lunari necesitaban, en un vínculo de dolor y sacrificio. Solo mediante su separación podrían estar juntos. Sus almas se rozaban a través del velo, distantes, mas terriblemente cercanas, convergiendo en algo que ni ellos mismos podían entender.

El entrenamiento de Aphelios como asesino se potenció con la magia de Alune y juntos protegerían a los sobrevivientes del ataque, quienes se retiraron de vuelta hacia las sombras de la montaña. Ahora, sus espadas eran un arsenal de armas místicas, perfeccionadas por Alune a lo largo de varias misiones compartidas.

Ahora que el balance del poder está cambiando en Targón y los Solari saben que los Lunari aún resisten, Aphelios y Alune son imprescindibles, más que nunca.

Lee más

Campeón protagonista

Aphelios The Weapon of the Faithful.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Video

El Arma de los Adeptos (Video)

El verdadero poder tiene un costo. Al tomar el veneno, Aphelios canaliza la voz de su hermana, Alune. A su vez, ella le otorga sus habilidades: cinco armas de piedra lunar para que él domine.

Aphelios You Are the Weapon.jpg
EditarImagenReferencia

Mount Targon Crest icon.png

Tú Eres el Arma

Por David Slagle

Comenzó su entrenamiento con una sola respiración. Adentro y afuera.

Referencias

Advertisement